John Waters: La verdadera riqueza es nunca tener que gastar tu tiempo con idiotas

Muy bien. Bienvenidos y buenas tardes, Presidente Somerson, Director Spalter, invitados de honor, padres, profesores, personal y — ¡sobretodo! — los 183 graduados y 486 estudiantes de último año presentes hoy.

Lo primero que debo decir es que estoy realmente calificado para ser su orador de graduación. Me suspendieron de la escuela secundaria y luego me echaron de la universidad en el primer escándalo de marihuana en un campus universitario de la historia. He sido arrestado varias veces. Se me conoce por vestirme de formas ridículas. También he desarrollado una carrera a partir de críticas negativas, y la prensa me ha llamado “el príncipe del vómito”. Y más recientemente, un título del que estoy realmente orgulloso: “el pervertido público”. Me siento honrado de estar hoy aquí con mi gente.

OK, se supone que debo inspirarlos. Veamos. De alguna manera, he podido ganarme la vida haciendo lo que más me gusta durante 50 años sin tener que conseguir un trabajo de verdad. “¿Pero cómo puedes ser tan disciplinado?”, siempre preguntan mis amigos cuando les digo que mi trabajo es levantarme todos los días a las 6 am, de lunes a viernes, y pensar en cosas insanas. ¡Fácil! Si no trabajara tan duro para mí, tendría que ir a trabajar para otra persona. Además, si quiero, puedo ir a mi oficina, un cuarto lejos de mi habitación, en mi propia casa, vestido solo con calzoncillos si así lo quiero.

Son afortunados. Cuando fui a la escuela, mis maestros desanimaron todos los sueños que tuve. Quería ser la persona más sucia del mundo, pero ninguna escuela me lo permitiría. Apuesto a que RISD lo habría hecho. Incluso podrías hacer una película snuff aquí y obtener una A+. Espero que aquí les hayan enseñado a no temer nunca al rechazo en el lugar de trabajo. Recuerda, un no es gratis. Pregunta en todas partes y no te preocupes si comienzas obteniendo rechazos. Una carrera en las artes es como un viaje de aventón: todo lo que necesitas es una persona que diga “Sube” y listo. Y entonces comienza la confianza.

Por supuesto, el juego es tan importante para tu educación como el trabajo mismo. Y en las bellas artes, el juego es el trabajo, ¿no es así? ¿Qué otro campo te permite deducir de tus impuestos el gangsta rap, las películas de Gaspar Noé; incluso la pornografía vintage, siempre y cuando la utilices para investigación? Recuerda: debes participar en el mundo creativo del que quieres formar parte. ¿Y si tienes talento? ¿Qué hacer en ese caso? Tienes que descubrir cómo construir tu camino hacia adentro. Manténgase al día con todo aquello que esparza el caos en su campo de acción.

Si eres un artista visual, ve a ver los espectáculos en las galerías que compiten frenéticamente para encontrar el peor barrio en Manhattan para abrir ahí.

Vean cada película con críticas negativas en el New York Times y descubran qué hizo mal el director.

¡Lean, lean, lean!

Miren a la gente en las calles. Espíen, sean entrometidos, escuchen a escondidas.

Y, a medida que envejezcan, necesitarán espías más jóvenes que les mantendrán al tanto de la nueva música de la que nadie ha oído hablar todavía o de las perforaciones corporales de moda, incluso las nuevas enfermedades sexuales que deberían estar evitando a toda costa.

Nunca sean como algunos de mi generación que dicen “Nos divertimos más en los años 60”. ¡No, no lo hicimos! Los niños de hoy que aún viven con sus padres —que no los han visto en meses, pero les dejan la comida afuera de sus habitaciones, se divierten más derrumbando gobiernos extranjeros desde su computadora que nosotros protestando contra la bomba.

Puede que hoy sea el final de su delincuencia juvenil, pero también debería ser el primer día de su nueva desobediencia adulta. En estos días, todo el mundo quiere estar al margen de la mayoría, políticamente correcto hasta cierto punto. Eso es bueno. Espero que estén trabajando para acabar con el racismo, el sexismo, el envejecimiento, el odio a la obesidad. ¿Pero es eso suficiente? ¿Estar al margen de esa forma no es acaso muuuy 2014? Quiero decir, tal vez sea el momento de olvidar la precaución, sacudir las cosas en serio y reinventarse como una nueva versión de su enemigo más temido, desde adentro. Como yo.

¡Ah! La ironía final: [yo mismo], una persona creativamente loca que finalmente obtiene el poder. Piénsalo: No cambié. La sociedad lo hizo. ¿Quién hubiera pensado que una universidad superior como RISD invitaría a un viejo inmundo como yo a poner el ejemplo a sus estudiantes? ¿Lo ven? Hay esperanza para todos.

Necesitan preparar ataques furtivos contra la sociedad. Hairspray es la única película realmente tortuosa que he hecho. El musical basado en ella ahora se está presentando en prácticamente todas las escuelas secundarias de los Estados Unidos, y nadie parece darse cuenta de que es un espectáculo con dos hombres que se cantan una canción de amor y que también alienta a las adolescentes blancas a salir con hombres negros. Pink Flamingos estaba predicando a los ya devotos. Pero Hairspray es un caballo de Troya: se coló en América y nunca fue atrapado. Pueden hacer lo mismo.

Escuchen a sus enemigos políticos, especialmente a los inteligentes, y luego encuentren una manera de hacerlos reír. A nadie le gusta que le aguaden la fiesta. El humor es siempre la mejor defensa y arma. Si puedes hacer reír a un idiota, al menos se detendrá y escuchará antes de que haga algo estúpido. O te lo haga a ti.

Niéguense a aislarse. El separatismo es para los perdedores. Gay ya no es suficiente. Es un buen comienzo, pero no quiero que mis memorias estén en la sección gay cerca de las novelas de crimen en la parte posterior de la librería al lado de los baños. ¡No! Las quiero en la entrada principal con los más vendidos. ¿Y los niños heterosexuales no son más perjudicados hoy en día en las escuelas de arte que los gays? Las cosas están cambiando. Son tiempos confusos.

Este podría ser el momento para una advertencia. Me ha sorprendido escuchar que, ¿se supone que debes advertir a los estudiantes si vas a hablar sobre algo que desafíe sus valores? Pensé que para eso vinieron a la universidad. Toda mi vida ha sido una advertencia. Pero considérense advertidos. Por lo tanto, la advertencia tiene efecto desde ahora. Volvamos al discurso.

No odien a todos los ricos. No todos son horribles. Créanme, yo también conozco a algunas personas pobres y malvadas. Necesitamos gente rica: ¿quién más va a respaldar nuestras películas o comprar nuestro arte? ¡Yo soy rico! No me refiero al dinero. Quiero decir que he descubierto la forma de nunca estar cerca de idiotas en ningún momento de mi vida personal y profesional. Eso es ser rico. Y no estar cerca de idiotas debe ser el objetivo de todos los graduados aquí hoy.

También está bien odiar a los pobres, pero solo a los pobres de espíritu, no de riqueza. Para mí, una persona pobre puede tener una gran fortuna en el banco, pero ser estúpida por elección: sin curiosidad, juiciosos, aislados y sin disposición al cambio.

También lamento informar que no existe tal cosa como el karma. Muchos de mis más grandes y talentosos amigos están muertos y muchos tontos que he conocido y odiado todavía están vivos. No es justo, y nunca lo será.

Padres, ahora es el momento de hablar con ustedes. Dios, estos niños pueden ser maleducados, ¿verdad? Pequeños bastardos con título profesional. ¿Acaso creen que ustedes están hechos de dinero? ¿No pueden darles un segundo para adaptarse a los cambios sociales como la cirugía de reasignación sexual, los implantes de cuernos y los derechos políticos de la comunidad de adultos-bebés? Y ustedes, jóvenes adultos, quizá hoy sea el día en que dejen de culpar a sus padres por cada problema que hayan tenido. Sí, es una molestia que los mantuvieran encerrados en una caja de cartón debajo de la cama y los azotaran a diario con juguetes, pero es hora de seguir adelante. A todos nos han tocado esas cartas. ¡Supérenlo! Quejarse nunca es atractivo en un graduado universitario.

Y, padres, viceversa: ustedes tampoco pueden estar ordenando a sus hijos. Tal vez tu hija se tatuó toda la cara. Bueno, ¡trabaja con lo que tienes! Piensa positivamente: tal vez ella abra un elegante salón de tatuajes en París.

Me conmueve ver a veces a padres angustiados que llevan a sus enojados y desafiantes hijos adolescentes a ver mi programa en un último esfuerzo por conectarse con ellos. Al menos ambos lados están intentando. La tregua de la madurez llegará a las familias cuando cada miembro sea paciente. A menudo miro atrás, maravillado, de cuán comprensivos eran mis padres. El Dr. Spock no tenía un capítulo en su libro sobre la crianza de los niños acerca de cómo manejar a su hijo si todo lo que quería hacer cuando era un niño era jugar al accidente automovilístico. Sin embargo, mi madre me llevó a los depósitos de chatarra cuando era un niño pequeño y me dejó vagar por ahí fantaseando macabramente.

Mi padre incluso me prestó el dinero para hacer Pink Flamingos, y se lo devolví completo, con intereses. Pero, en retrospectiva, ¿realmente esperaba que él estuviera emocionado de haber hecho una de las “películas más estúpidas, viles y repulsivas que se hayan hecho“, como la llamó Variety?

Mis padres me hicieron sentir seguro, y por eso estoy aquí hoy. Eso es lo que también debe tratar de hacer con sus hijos, sin importar lo que éstos hagan.

El trabajo del arte contemporáneo es destruir el pasado. ¿Hay una mejor descripción para el trabajo que aspiran? Aquí hay otra advertencia, y perdón por la grosería: Salgan al mundo y jódanlo hermosamente.

Diseñen ropa tan horrible que no se pueda usar ni siquiera irónicamente.

Horroricen al mundo con nuevas ideas.

Indignen a los críticos anticuados. Usen la tecnología para la transgresión, no para la socialización perezosa.

¡Pónganme nervioso!

Y finalmente, considérense afortunados. Llegaron a la universidad. No se suicidaron, no murieron por sobredosis o tuvieron una crisis nerviosa. Y recuerden con respeto a los que sí lo hicieron. Es hora de poner las manos a la obra. Es su turno de causar problemas, pero esta vez en el mundo real y esta vez desde adentro.

Muchas gracias.


Discurso completo. John Waters, RISD 2015

Traducción y adaptación de Odeen Rocha para Barbas Poéticas, abril 2019. Extraído de John Waters’ RISD Graduation Speech: Real Wealth is Never Having to Spend Time with A-Holes.
Transcripción original de Joe Clark, disponible en Judases Cast Out.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s